Wednesday, August 03, 2011

Sin globos no hay cumpleaños


Quiso hacer algo distinto, como siempre. Era una fecha importante, cumpliamos 25 con un par de días de diferencia y teníamos que celebrarlo juntos.

Yo, como siempre estuve dispuesto. Me gustaba esa actitud con que se presentaba frente a la vida, siempre dispuesto a sumarse a una fiesta, a salir a mojarse. Jamás un cuestionamiento por algún arrebato, siempre una carcajada potente y el don de detener el tránsito cada vez que pasaba. El príncipe de los pasos de cebra. Bueno, eso y el cariño propio por haber sido compañeros desde kínder y después compañeros en la Universidad. Nunca me sentí su sombra ni mucho menos, teníamos capacidades y atractivos complementarios. Yo siempre he puesto la cuota de sensatez. Algo más de profundidad. No demasiada tampoco. Habíamos llegado a mimetizarnos.

Una vez una tarotista nos dijo: “ Simbiosis, ustedes vienen unidos de otra vida, han sido hermanos, pareja, padre e hijo…pocas veces me había tocado, son como los gemelos de géminis”

.- “Bruja culiá hueón, nos cagó. ¿ Querís casarte conmigo, Pancho?.-eso fue lo primero que dijo el Nico, saliendo de la consulta.

.-“ No hueón, dejémoslo pa otra vida.-

Y empezó con la vorágine de la celebración. Tuvo 453 ideas geniales y como 7 desechables , me llamaba a las 4 AM. para contarme una nueva propuesta. La cosa es que reservamos el quincho del Club de Yates y le encargamos un menú “happy-chic” a las hermanitas Bonvallet que tenían una empresa de banquetería llamada “ Capricho Austral”.

Y puro vodka tónica. Ni siquiera agua mineral. La idea era que todos tomaran. El “dress-code” para los hombres era humita de colores y para las mujeres collar de perlas. Entre los 2 reunimos 50 invitados ( 25+25).

Esto vamos a hacer, Pancho. Hablé con el mimo, ese que hace shows en la plaza, que ahora puso una Escuela de Mimos y la idea es que en la mitad de la fiesta, entren los mimos, onda, vestidos de negro y con la cara blanca y bueno ahí, los invitados wooow, van a pensar que es una performance, entonces los mimos van a sacar unas pistolas y van a simular un asalto y nos van a tomar de rehenes a ti y a mi po, obvio, si somos los festejados y de la nada va a empezar esa canción po, la que escuchamos el otro día y bueno, vamos a bailar una coreografía junto con los mimos. Factor sorpresa , cachai”.- fue la explicación del Nico.

Tengo que reconocer que me encantó la idea. Es que el Nico siempre tenía muy buenas ideas. Y eran raras, pero super realizables. Y contratamos a la Escuela de Mimos. Y coordinamos todo para la fiesta.

Va a ser un evento épico, Pancho. Te lo doy firmao”

Esta era la lista de invitados:

1.-Pepe Hitschfeld
2.- Perico Bruckmann
3.-Sebastián Bruckmann
4.- Augusto Bruckmann
5.-Clemente Bruckmann
6.-Claudia Retamal
7.-Teté Irigoin
8.-Layla Osman
9.-Pililo Arrué
10.-Tito San Juan
11.-Uri von Fredden
12.-Carlos Siegel
13.-Vicente Planas
14.-Adriana Silva
15.-Carlos Tampe
16.-Francisca San Martín
17.-Jimena Besoaín
18.-Benjamín Cano
19.-Stefania Muñoz
20.-Mónica Oettinger
21.- Cristobal Mc Intosh
22.-Arístides Orphanopoulos
23.-Marisol Cumsille
24.-Marcos Pino
25.-Juan Taladriz
26.- Isabel Cano
27.-Daniela Castro
28.-Paloma Ramis
29.-Karin Reimann
30.-Karin Hoffmann
31.-Jessica Cossart
32.-María Belén Vega
33.-Tomás Arcos
34.-Pablo Nualart
35.-Pablo Cid
36.-Alfredo Erlwein
37.-Paz Vial
38.-Javiera Cañas
39.-Paula Kunstmann
40.-Pía Luppi
41.-Paulina Pozo
42.- Michelle Vial
43.-Marcela Baraona
44.-Marcos Matus
45.-Sandra Herrera
46.-Blas Piwonka
47.-Claudia Mangui
48.-Antonio Little
49.-Erika Pinto
50.-Jorge Quagliaroli


Coludidos con el Dj, apenas apareció el mimo se cortó la música y en ese instante entraron los otros mimos, que deben haber sido unos 6 o 7. Apuntaron a los invitados y nos tomaron de rehenes, tal como estaba acordado. Estaba resultando perfecto . El Nico me guiñó un ojo cuando nos estaban encañonando, hasta que se escapó una bala que reventó un globo. En ese momento nos dimos cuenta que el asalto era de verdad. Algo que no teníamos contemplado.

Los mimos , en absoluto silencio, desvalijaron a cada uno de los invitados.

No hubo sangre, por suerte.

Antes de irse, dispararon nuevamente y reventaron cada uno de los globos del cumpleaños.

3 comments:

rbonvall said...


[...] le encargamos un menú “happy-chic” a las hermanitas Bonvallet que tenían una empresa de banquetería llamada “Capricho Austral”.


Te vendiste, Siegel. Te vendiste.

Carlos Siegel said...

Por suerte no fue un menú "Hippie-chic", que es el que ofrecen con regularidad. Y digamos que es un canje más que una venta.

Frantisca said...

Casi se puede decir que salgo en un Relato Siegeliano jeje....no es menoooor eh