Monday, March 07, 2011

Dos de Diamante


Lo otro es externalizar la culpa y argumentar que mandaste señales equivocadas (¿en el corazón de una fiesta?). no-lo-se. Es un sentimiento bastardo este, no es natural, está provocado por mi carencia y por esta especie de destino griego que me tocó. Si, porque no es la primera vez que me pasa esto. No era lo mismo pero era igual. Dolía igual. ardía igual. Pero esta puta sensación tornasoleada es peligrosa. Y ahora también resulta que me gusta el peligro ( Atribuido según los médicos a un daño en la corteza pre-frontal del cerebro).

Pero los intermedios no. Lluvia o sol, pero arcoiris no. Café expresso sin azúcar. O cigarrillo sin filtro. O Tom Waits sin tapones Eso es lo que me gusta y lo que necesito. Pero no esta tibieza maricona, esa gotera que se cuela, que se filtra por las fisuras. No la busqué y no la quiero. Pero de repente la permito.

Me rijo por el Principio de Incertidumbre de Heisenberg pero esto ya está tomando ribetes borgeanos. Y yo quería, honestamente, algo más aterrizado.
Pero bien aterrizado, no un nuevo porrazo.

Ese es el problema. Imaginado. I-real. Pero. La gente dice: sin peros. A mí me gustan los peros. Tú eres un pero. Un pero en esta esquina de mi vida. Por lo mismo no voy a tomar ninguna decisión.Mañana sigo por la sombra. Pasado-mañana ( y depende de ti) cruzo la vereda.

2 comments:

Anonymous said...

:O



widi

LobaFina said...

Lindo!